COSER BAJO DE PANTALÓN VAQUERO


A veces voy por libre, siguiendo las normas de toda buena costurera pero también utilizando el sentido común. Es por esto que detesto afirmar verdades universales y menos cuando tratamos de crear. Cada cual emplea sus recursos y busca la mejor manera de obtener un resultado excelente.
Yo tengo mi manera particular de coser los bajos de los pantalones vaqueros, que se parecerá o no a lo que dictan las normas, pero es mi manera fabulosa de conseguir un bajo de diez en un plis. ¡Vamos! que te lo cuento todo...

Tenía la imperiosa necesidad de coger el bajo a unos pantalones vaqueros adjudicados a precio de ganga en las últimas rebajas. Como veis en las imágenes, originalmente traían un bajo bastante ancho y era justamente la medida de ese bajo lo que tenía que subir, lo que me sobraba. Para ello no me quedaba otra opción que descoser el bajo original, ya que necesitaría parte de esa tela para hacer el dobladillo. Si por el contrario, tuviera que subir más trozo de pantalón, podría cortar directamente el bajo original y hacer un dobladillo nuevo... ¿Si?


En mi caso, como veis, lo que antes era la costura del bajo del pantalón, ahora se convertirá en el borde de mi pantalón (puesto que es la medida del bajo original lo que voy a subir). Esto me facilita mucho el trabajo, porque tengo como referencia las marcas del bajo original.
Sujetamos con alfileres y cortamos la tela sobrante. Siempre dejando un centímetro o centímetro y medio para poder hacer el dobladillo.


Colocamos nuestro bajo y lo cogemos con alfileres (obviamente por el revés del pantalón), metiendo hacia dentro el centímetro que dejamos en el paso anterior para formar el dobladillo. Yo he optado por dejar la misma medida de bajo que el original, con casi 4.5 cm de ancho.



Soy de la vieja escuela y creo que hilvanar es un paso imprescindible. No me gusta coser a máquina con los alfileres puestos, ni planchar por encima de ellos tampoco. Una vez hilvanado el bajo, nos tendremos que asegurar de que todo mide lo mismo.


 Me gusta asentar la tela antes de coser a máquina y evitar así posibles frunces, ondulaciones...




Preparamos todo el material necesario para coser el bajo de nuestro pantalón vaquero. Muy recomendable:
  • Aguja especial para coser vaqueros, las venden en cualquier mercería o tienda especializada, o simplemente utilizar una aguja del nº 100 o 110. Vamos a coser tela vaquera, fuerte y ruda, por lo que si empleas una aguja menor el trabajo puede ser una auténtica odisea.
  • ¡Mi super truco! Utilizar un pie de prensatelas overlock que seguramente te vendrá con el kit básico de tu máquina de coser. Si no es así, no te preocupes, siempre puedes utilizar el prensatelas normal.
  • Hilo torzal. Es el hilo que se emplea para coser los remates de los jeans. Fácilmente identificable porque suele ser de color ocre. Es un hilo muchísimo más duro y resistente, ideal para prendas que tendrán un mayor desgaste. ¿Dónde lo colocamos? en la canilla. Debido a que vamos a coser el pantalón del revés y queremos que el torzal quede por el derecho. En el caso contrario, si coses el bajo del pantalón por el derecho, deberás colocar el torzal en el portahilos, pasando por la aguja ¿Capisci?
  • Hilo de poliéster. Cualquier hilo normal con que usualmente cosamos. Eso sí, procuraremos elegir un color semejante al que lleve el pantalón original (lo podrás identificar en las costuras del interior del jeans). Este hilo lo colocaremos en el portabobinas, enhebrándolo en la aguja de la máquina de coser. De esta manera, este hilo sólo será visible por el revés del pantalón.



El prensatelas overlock nos permite coser al borde del dobladillo, ya que tiene una especie de guía que se acopla perfectamente a éste. Pero usando este tipo de pie, siempre tendremos que coser el bajo del revés, ya que del derecho no nos serviría para nada. Es por esto, la posición de los hilos en la canilla y el portabobinas.
Tendrás que ajustar la posición de la aguja y el largo de puntada, así como la tensión del hilo. Cada máquina de coser es un mundo y deberás practicar primero antes de meterte en harina.
Mi máquina es una Singer Brilliance 6180 y he optado por 1.5 de posición de aguja; 3.5 de largo de puntada y 5 de tensión del hilo.


El resultado lo podéis observar claramente en la siguiente imagen. ¿Qué opináis? ¿Merece la pena pasar de las normas costuriles y utilizar el sentido común?


Para poner la guinda al pastel... o mejor dicho, al bajo del pantalón! otro truco del almendruco: pasa una piedra pómez por los bordes y las costuras; obtendrás un efecto desgastado similar al de los vaqueros originales y nadie notará que tú misma has subido el bajo del pantalón.



No me digas que no es fácil ponerte manos a la aguja y apañarte los vaqueros en un santiamén. 
Y tú, ¿Tienes otros métodos infalibles? ¿Algún truco del almendruco?


Besos Mil.




Suscribete

CLOÉ ATELIER

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias Mil por dejar tu comentario!

Instagram